Proyectores Philips

 

Los proyectores Philips están hoy en día muy presentes en el mercado audiovisual, ofreciendo una amplia gama de productos de calidad contrastada.

Philips se fundó en 1891. La compañía holandesa dio sus primeros pasos con la producción de unas lámparas incandescentes de una excelente calidad.

Se podría decir que es pionera en proyectores versátiles y portátiles.

 

Marca Philips

Marca Philips

 

Philips divide sus proyectores actualmente en tres categorías: NeoPix, Picopix y Screeneo.

 

Los proyectores “Picopix” se han diseñado con la finalidad de aportar portabilidad, una característica cada vez más demandada.

Sin duda alguna, su exitosa serie de proyectores “Screeneo”, unos dispositivos compactos pensados para proyectar imágenes de gran formato a cortas distancias son una eficaz solución cuando se tiene problemas de espacio para la video-proyección, lo que los convierte en dispositivos muy prácticos cuando se dan este tipo de situaciones.

Screeneo le ha dado la vuelta por completo a lo que todos pensábamos que era posible o no en lo que a proyectores se refiere. Lo primero que llama la atención al contemplarlos, es que varios de estos modelos parecen bases de sonido para un MP3. Por más vueltas que le des no encontrarás el ojo de la lente habitual en los proyectores. En estos aparatos, comercializados por Philips, y diseñados por Sagemcom, sus ingenieros se replantearon la forma de proyectar imágenes para conseguir lo que hasta hace poco tiempo no era posible: obtener imágenes de gran tamaño situando el proyector muy cerca de la pared. Y esto evidentemente pasaba por cambiar la forma de proyectarlas. En la parte superior del dispositivo encontramos una rendija horizontal por la que sale el haz de luz de las imágenes.

El proyector “dispara” el haz de luz alejándose de la pared y rebotando en un espejo de su interior para salir entonces por la parte superior hacia la pantalla o la pared a emplear. Este curioso sistema le permite tener más “distancia de tiro” aún estando muy cerca de la pared y es lo que, junto a su ingeniosa electrónica, permite conseguir imágenes libres de distorsiones de nada menos que 50 pulgadas prácticamente pegado a la superficie de proyección. El aparato se puede situar a una distancia de entre 10 y 44 cm de la pared para mostrar un tamaño de pantalla que va desde 50 hasta 100 pulgadas de diagonal. Debido a su peculiar sistema de proyección, el sistema para ampliar las imágenes mostradas es tan sencillo como acercar o alejar el aparato de la pantalla.

 

Proyector Philips Screeneo S6

Proyector Philips Screeneo S6

 

“Screeneo S Collection” dispone de la tecnología de proyección a corta distancia 4K inteligente e incluye todas las opciones de conectividad que necesitaremos: Wi-Fi, Bluetooth, USB, HDMI y SPDIF. De esta manera podremos conectar las consolas de juegos, reproductores de Blu-ray Disc, centros multimedia y sintonizadores para disfrutar de un sinfín de  contenidos.

Si tenemos que resumir las ventajas e inconvenientes de los proyectores Philips actualmente, lo haríamos de la siguiente manera:

 

Ventajas (+): 

  1. Excelente calidad y nitidez en imagen y sonido.
  2. Ideales para presentaciones laborales y académicas, así como para las proyecciones en espacios reducidos, debido a la calidad de sus dispositivos de tiro corto.
  3. Amplia variedad de tecnologías en sus proyectores.

 

Inconvenientes (-):

  1. El precio en algunos de sus productos puede ser algo elevado, pero el tiempo nos acabará demostrando la calidad que atesoran.

 

 

Sin duda alguna, Philips es una marca a tener muy en cuenta si buscamos un proyector. Seguramente su adquisición te dejará contento. Aquí os dejamos algunos de sus modelos:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *